martes, 23 de octubre de 2012

Beowulf (Poema)


Beowulf , adaptado al español como Beovulfo,es un poema épico anglosajón anónimo que fue escrito en inglés antiguo en verso aliterativo. Cuenta con 3182 versos.
Tanto el autor como la fecha de composición del poema se desconocen, aunque las discusiones académicas suelen proponer fechas que van desde el siglo VIII al XII d. C. La obra se conserva en el «Códice Nowell» o «Cotton Vitellius A.xv» y, dada la fama del poema, a pesar de que convive con otras obras en el mismo manuscrito, este se ha dado en llamar «Manuscrito Beowulf». Aunque el poema no tiene título en el manuscrito, se le ha llamado Beowulf desde principios del siglo XIX; se conserva en la Biblioteca Británica.
Tiene dos grandes partes: la primera sucede durante la juventud del héroe gauta (o geata, en algunas traducciones, "godo") que da nombre al poema, y narra cómo acude en ayuda de los daneses o jutos, quienes sufrían los ataques de un jotun gigantesco –Grendel–, y tras matar a éste, se enfrenta a su terrible madre; en la segunda parte, Beowulf ya es el rey de los gautas y pelea hasta la muerte con un feroz dragón.
Su importancia como epopeya es equiparable a la del Cantar de los nibelungos germano, el Cantar de mío Cid español, la Canción de Roldán francesa o el Lebor Gabála Érenn (Libro de las Conquistas de Irlanda). Durante el siglo XX, se han realizado incontables estudios y debates en torno a distintos aspectos del poema.

Génesis del poema

Los eventos narrados en el poema épico con el nombre de Beowulf tendrían lugar en algún momento entre los siglos V y VII d. C. Observar los hechos históricos acaecidos durante este período de la Edad Media puede ayudar a comprender ciertos factores que incidieron en la composición del poema y las problemáticas que se reflejan en el mismo.
Como apunta Borges, en este período se dieron las invasiones bárbaras:

En el siglo V de la era cristiana, tribus germánicas procedentes de Dinamarca, de las bocas del Elba (según Beda, el historiador) y del sur de Suecia fueron ocupando Inglaterra. Los textos más antiguos insisten en el carácter militar y violento de esta ocupación.

Jorge Luis Borges, Antiguas literaturas germánicas
En efecto, este siglo es un período histórico agitado en el cual, tras la retirada de los romanos, los invasores que llegan a las Islas Británicas fueron desplazando a los antiguos habitantes (los celtas, luego llamados bretones), y se producen cambios lingüísticos importantes.

Los invasores germanos, que eran anglos, jutos y sajones por un lado, y noruegos y daneses por otro, contaban con un fondo léxico común, pero el sistema flexivo presentaba entre el primer grupo y el segundo diferencias suficientes como para que su utilidad no llevase a su buena conservación. De esta suerte, la tendencia natural de las lenguas germánicas a perder sonidos de la parte final de la palabra se vio fuertemente intensificada en el caso de la formación y evolución del anglosajón.

En la periodización de la historia de la lengua inglesa, este período es conocido como Old English o inglés antiguo, teniendo como fecha de inicio el año 449 d. C., precisamente el año de las invasiones germánicas. Se pone como tope la fecha del año 1066 d. C, cuando comienza el período Middle English o inglés medio.

Problemas para una teoría genética

Los acontecimientos que el poema narra tienen lugar entre el siglo V y el VI de la era cristiana en el sur de Escandinavia (en concreto, en Escania y en Selandia). Sin embargo, la fecha precisa en que el cantar fue compuesto es muy discutida. Las opiniones de los estudiosos fijan la creación del poema entre los siglos VIII y XI.
El primer problema para la datación es decidir si Beowulf tiene un origen exclusivamente ligado a su forma actual (la de un poema heroico) o no. F.A. Blackburn trabaja sobre la génesis del texto con tres hipótesis:

El poema tiene su origen en el folklore pagano, en un conjunto de leyendas individuales sobre la figura del héroe Beowulf que fueron reunidas y ensambladas por un copista cristiano.
El poema, en su forma actual, fue redactado por un copista cristiano que se basó en cantares ya existentes, lo que quiere decir que ya existía un poema sobre Beowulf que se ha perdido.
Fue compuesto, con base en canciones y leyendas previas, por un autor pagano, y posteriormente "cristianizado" por un copista.
Por su parte Kevin Kiernan sugiere que el poema nació en su forma actual, es decir: que la composición oral y la transcripción fueron contemporáneas. Kiernan propone el siglo XI como fecha de la gesta del poema debido a pruebas paleontológicas y filológicas. J. R. R. Tolkien pensaba que el origen del texto es anterior a la fijación escrita del mismo:

El poema es obra de un hombre letrado que escribe sobre tiempos antiguos. [...] lejos de ser un confuso semipagano - algo históricamente poco probable para un hombre de esa clase y en ese período-, a su tarea contribuyeron el conocimiento de la poesía cristiana y sobre todo el del Génesis. [..] La trama no era del poeta, y aunque él le ha infundido sentimiento y significado a su materia en bruto, aquella trama no era un vehículo perfecto para el tema o temas que habían ido cobrando vida en su mente a medida que trabajaba
Tolkien, Los monstruos y los críticos

En este sentido, Tolkien coincidía con Robert William Chambers, quien opinaba que el cuento popular fue la fuente principal del Beowulf.

La fecha más utilizada por los estudiosos es la del siglo VIII d. C.


Procedencia

El propietario más antiguo que se conoce del manuscrito vivió en el siglo XVI: el erudito Lawrence Nowell, de quien recibió su nombre el códice, a pesar de que la signatura oficial del mismo es «Cotton Vitellius A.xv» gracias a Robert Bruce Cotton. Kevin Kiernan sostiene que Nowell lo adquirió probablemente en 1563 gracias a William Cecil, primer barón de Burghley, cuando aquel entró en la casa de este último para instruir a Edward de Vere, decimoséptimo conde de Oxford y discípulo de Cecil.

El manuscrito pasó a formar parte de la Biblioteca Cotton, donde sufrió daños irreparables como consecuencia de un incendio en Ashburnham House en 1731. A causa de este episodio, parte del manuscrito se ha deteriorado y se han perdido algunos caracteres. Algunos intentos de restauración, a pesar de haber evitado el deterioro progresivo, terminaron cubriendo algunas otras letras del texto, provocando pérdidas también. Kiernan, docente en la Universidad de Kentucky, ha impulsado en los últimos años el proyecto de digitalización y preservación del poema, conocido como Electronic Beowulf Project (Proyecto Beowulf electrónico).6 Para esta iniciativa se han utilizado avanzadas técnicas con fibra óptica que han revelado algunos de los símbolos perdidos a lo largo de los años. Procedimientos similares se han empleado en la restauración y el análisis del Cantar de Mio Cid.

El poema Beowulf se conoce gracias a un único manuscrito, cuya fecha estimada ronda el año 1000 d. C. Kiernan ha afirmado que este manuscrito es una copia hecha por el mismísimo autor del poema durante el reinado de Canuto II de Dinamarca. En el códice en que el Beowulf sobrevive hoy en día, se encuentran también otras piezas poéticas como fragmentos de The Life of Saint Christopher, las Cartas de Alejandro a Aristóteles y Wonders of the East, y la parte de la paráfrasis bíblica Judith. Se ha fechado entre 1628 y 1650 la foliación más temprana del «Códice Nowell», la cual fue llevada a cabo por Franciscus Junius. El propietario del códice –anterior a Nowell– se desconoce todavía.
Tanto el reverendo Thomas Smith (1638–1710) como Humfrey Wanley (1672–1726) asumieron la responsabilidad de catalogar la Biblioteca Cotton, en la cual estaba el «Códice Nowell». El catálogo de Smith apareció en 1696 y el de Wanley en 1705.9 El manuscrito de Beowulf se menciona por primera vez en 1700 en la correspondencia que sostuvo George Hickes, asistente de Wanley, y su jefe. En la carta, Hickes contesta en relación a un supuesto cargo contra Smith, acusado por Wanley de haber pasado por alto el poema al hacer el catálogo del «Cotton Vitellius A.xv». Hickes escribe a su superior que todavía no ha sido capaz de dar con el susodicho Beowulf. Según algunas teorías, Smith no habría advertido la presencia de la epopeya por su excesiva confianza en catalogaciones previas o porque no se hallaba en el códice en el momento de su revisión.

Hipótesis de los dos escribas

Según algunas hipótesis, el manuscrito de Beowulf fue transcrito de un original por dos escribas. Se ha identificado a ambos responsables de la transcripción como Escriba A y Escriba B, relevando el segundo al primero en el verso 1939.


Esta teoría se sustenta en el hecho de que hay una diferencia caligráfica entre los versos que van hasta el 1939 –la cual tiene un aspecto más arcaico– y la que sigue hasta el final del manuscrito.8 Ambos escribas corrigieron su trabajo y se ha demostrado que el segundo amanuense incluso hizo correcciones al trabajo del Escriba A.8 Se plantearon los parecidos que guarda el trabajo del segundo escriba con el del que realizó las Homilías de Blickling, por lo cual se cree que ambas fueron, al menos, copiadas en el mismo scriptorium. De hecho, durante un siglo al menos algunos intelectuales sostuvieron que la descripción de la morada de Grendel fue tomada de la visión del infierno expresada por San Pablo en la homilía 16 de la mencionada colección.

Argumento

Canto I

La acción se desarrolla en Dinamarca (en concreto en la isla de Selandia), donde el espléndido palacio Heorot (‘El Ciervo’) se ve asolado por los mortales asaltos nocturnos del troll Grendel (un Jotun). La música y alegría que se oye en la sala enoja al monstruo, que mora en las ciénagas;  Grendel se ensaña con los criados y guerreros del rey Hroðgar y los devora. (El trovador no es tal, ni es tampoco un bardo, como se dice más adelante, sino un ‘escopo’ o ‘escope’, que es como se traduce del inglés scop el nombre de este poeta cantor de las cortes de Gran Bretaña).
Los ataques del ogro obligan a la corte de Hrothgar a abandonar la sala durante la noche. Esta situación se prolonga 12 años, en los cuales se va esparciendo por las tierras nórdicas el relato sobre la difícil situación del rey danés. Tal recuento llega a oídos de Beowulf, un intrépido héroe gauta que parte en auxilio del monarca junto con guerreros.

Beowulf, sobrino del rey de Gëatlantt (o Götaland, Gotlandia o Gotland o Gautlandia, parte de Escania, en la Suecia meridional), ofrece su ayuda a Hrothgar. La primera impresión de Hrothgar es de escepticismo frente a las pretensiones del desconocido héroe, pero lo recibe gentilmente, y al cabo de un espléndido banquete le encomienda la tarea al recién llegado. Los daneses abandonan la sala y la dejan bajo la vigilancia de los gautas. Grendel regresa esa misma noche a Heorot, derriba sus sólidas puertas y devora a uno de los guerreros. Beowulf es despertado por el alboroto y acude en ayuda de la guardia, trabándose una lucha cuerpo a cuerpo, sin armas, con el engendro, que sólo puede liberarse de su agresor perdiendo a cambio uno de sus brazos y huyendo herido a morir en su cueva.
La reina Welto premia a Beowulf con un collar y se hace una celebración en su honor.

Canto II
A la mañana siguiente, todo es regocijo en Heorot; pero por la noche, la madre de Grendel – mucho más feroz que su hijo – se presenta para vengarlo. Mata a Ésker, hombre de Hroðgar, y se marcha llevándose el brazo de su hijo.
Beowulf y su comitiva siguen el rastro de la criatura a través de la pradera hasta su cueva, la cual encuentra sólo tras nadar casi un día en las profundidades de un lago atestado de criaturas sobrenaturales. Beowulf y la ogresa combaten en un recinto submarino iluminado por un fuego inexplicable. El gauta, cuando está a punto de ser derrotado, encuentra una gigantesca espada con la que mata a la ogresa. El héroe cercena la cabeza del cadáver de Grendel, y retorna a Heorot con sus trofeos.
Realizado el banquete y entregadas las riquezas prometidas por Hroðgar, el héroe parte de regreso a su tierra.

Canto III
De regreso en Gautlandia, Beowulf se entrevista con su tío Hygelac y le cuenta de sus hazañas en tierras danesas. Ambos intercambian dádivas y se anuncian futuras hostilidades entre los gautas y los headobardos.

Canto IV

Beowulf, ya anciano, ha reinado por cincuenta años después de suceder a Hygelac, muerto en batalla. En la última etapa de su vida, Beowulf se dispone a enfrentarse, con la sola ayuda de su sobrino Wiglaf, a un temible dragón que está destruyendo su reino.
Un hábil y osado ladrón había penetrado en la cueva del dragón y había robado una copa de plata incrustada de oro y piedras preciosas, parte del inmenso tesoro que guarda la bestia. Enfurecido, el dragón asalta y destruye el pueblo del ladrón, y mata a todos sus habitantes. Beowulf sale a su encuentro para vengar a su gente, pero la reacción del dragón ha aterrado tanto a sus súbditos, que solamente Wiglaf se apresta para acompañarle.

Después de una cruenta batalla, ambos logran acabar con la bestia, pero Beowulf, gravemente herido, encomienda a su sobrino apoderarse del tesoro y utilizarlo para reconstruir el reino. Pasa su torque de oro a Wiglaf y le confía el reino. Finalmente, Beowulf recibe un funeral: su cuerpo es colocado en una pira funeraria e incinerado.24 Luego se construye un túmulo con vistas al mar y se colocan allí sus restos junto al oro del dragón.

miércoles, 17 de octubre de 2012

Las joyas y iluminación: Sangorski & Sutcliffe


1.- Ulises









Primera edición del Reino Unido de la obra maestra del siglo 20 de la Literatura occidental 


En una obra Maestra Encuadernación Moderna [SANGORSKI y SUTCLIFFE y ZAEHNSDORF (carpetas)]. Joyce, James. Ulises. Londres: Publicado para el Egoist Press por John Rodker, París, 1922. 
Primera edición británica, limitada a 2000 copias numeradas, esta copia bienestar Nº 288. Tall octavo (8 3/4 x 6 3/4; 223 x 171 mm ). , 732, pp. 

En una elegante unión por Sangorski y Sutcliffe / c Zaehnsdorf modernista. 1985, en su totalidad marruecos verde oscuro con la intersección de los paneles con incrustaciones de color verde claro, naranja quemado, y Marruecos bronceado con las normas plata.. 

El borde superior de plata ,la otros sin recortar. Parcialmente sin abrir. con seda moaré. Una copia fina, elegante obligado, de mayor logro moderna de la literatura occidental. 
Publicado en octubre de 1922 - nueve meses después de la Shakespeare & Co. primera edición (París, febrero de 1922) - esta edición fue impresa de las placas originales para la edición de París impreso por Maurice Darantiere en Dijon, Francia. 
Ulises fue publicado inicialmente en partes en la revista estadounidense The Little Review de marzo 1918 a diciembre 1920, y luego se publica en su totalidad por Sylvia Beach el 2 de febrero de 1922, en París. Uno de los más importantes obras de la literatura modernista, se le ha llamado "una demostración y la suma de todo el movimiento" (Maurice Beebe, Ulises y la Edad del Modernismo.
 James Joyce Trimestral Vol. 10, núm. I). "Antes de Joyce, ningún escritor de la ficción había tan en primer plano el proceso de pensamiento" (Declan Kiberd, Ulises, del Modernismo más sociable obra maestra). Ulises narra el paso de Leopold Bloom por Dublín durante un día ordinario 16 de junio de 1904 (el día de Joyce primera cita con su futura esposa, Nora Barnacle).

 El título alude a Odiseo (latinizado en Ulises), el héroe de la Odisea de Homero, y establece una serie de paralelismos entre los personajes y los acontecimientos en el poema de Homero y la novela de Joyce (por ejemplo, la correspondencia de Leopold Bloom a Odiseo, Molly Bloom a Penélope, y Stephen Dedalus a Telémaco). seguidores de Joyce en todo el mundo celebran anualmente de junio de 16 como Bloomsday en la celebración de la novela. Ulises es de aproximadamente 265.000 palabras de extensión y utiliza un léxico de 30.030 palabras (incluyendo los nombres propios, los plurales y diversos tiempos verbales),  dividida en dieciocho episodios. 
Desde su publicación, el libro atrajo la controversia y el escrutinio, que van desde principios de los juicios por obscenidad a textual prolongada "Joyce Wars". Ulises técnica de la corriente de la conciencia, la estructuración cuidadosa, y la prosa experimental - lleno de juegos de palabras, parodias, y alusiones, así como sus ricas caracterizaciones y humor grueso, hacen del libro una novela de gran prestigio en el panteón modernista.



Poeta Lord Alfred Tennyson


 2).-

A Dream of Fair Women by Alfred Tennyson 
Una obra poética. 

Lord Alfred Tennyson

(Somersby, Reino Unido, 1809 - Aldworth, id., 1892) Poeta británico. Creció en el seno de una familia acomodada que le inculcó el gusto por la lectura, y ya desde joven manifestó sus aptitudes poéticas en unas primeras composiciones a la manera de Pope y Milton.

A los diecinueve años publicó su primer libro de poemas en colaboración con su hermano Charles, Poemas de dos hermanos (1823), y al año siguiente ingresó en el Trinity College de Cambridge, donde entró en contacto con una sociedad secreta de gran prestigio, The Apostles, y conoció al que sería su gran amigo, Arthur Hallan, a la memoria del cual escribió uno de sus poemas más famosos, In memoriam (1850), considerado su obra maestra.
Su primer libro importante, Poemas principalmente líricos, apareció en 1830, y tres años más tarde publicó el segundo, Poemas, que no recibió una acogida tan buena por parte de la crítica, a pesar de tratarse de una colección más consistente y lograda, con un mayor dominio de la técnica y de la construcción mitológica, clásica y medieval, y que da pie a la reflexión moral.
Abatido por este fracaso y por la muerte, ese mismo año, de su amigo Hallan, Tennyson estuvo diez años sin publicar, hasta que en 1942 apareció su tercer libro de Poemas, con el que recobró cierto prestigio literario, hecho que lo animó a publicar, en 1847, un largo poema sobre la condición de la mujer moderna, La princesa, con el que se consagró como poeta.
Tres años más tarde apareció el ya citado In memoriam, tras el cual fue nombrado poeta oficial, con lo que ocupó el sitio que había dejado vacante William Wordsworth. Como tal, escribió la Oda por la muerte del duque de Wellington (1852) y La carga de la brigada ligera, con el objetivo de cantar las glorias nacionales. Respaldado por esta posición oficial, a la que vendría a añadirse, en 1884, el título de lord, trabajó en la composición de una serie de poemas en prosa sobre el rey Arturo, que culminaría en 1859 con Los idilios del rey.
A partir del año 1875, Tennyson pasó a escribir teatro (Becket, 1884; Tiresias, 1885), aunque sólo algunas de sus obras fueron representadas. La muerte le sorprendió cuando aún estaba corrigiendo su último libro de poemas, La muerte de Enone (1892).


 A Dream of Fair Women by Alfred Tennyson 

 A Dream of Fair Women by Alfred Tennyson 

 A Dream of Fair Women by Alfred Tennyson 

 A Dream of Fair Women by Alfred Tennyson 

 A Dream of Fair Women by Alfred Tennyson 

 A Dream of Fair Women by Alfred Tennyson 

 A Dream of Fair Women by Alfred Tennyson 

3).-Morte D'Arthur, a Poem Written Out and Illuminated by Alberto Sangorski



anllela hormazabal moya


anllela hormazabal moya


anllela hormazabal moya


anllela hormazabal moya


anllela hormazabal moya


anllela hormazabal moya


anllela hormazabal moya


anllela hormazabal moya


anllela hormazabal moya


anllela hormazabal moya




anllela hormazabal moya

4.-Alfred Lord Tennyson (1809–1892). 
The Lady of Shalott. 

Manuscript on vellum, illuminated by Alberto Sangorski. 

[London: For the Grolier Society, c. 1910].



Aunque poema romántico de Tennyson La Dama de Shalott se establece en el reino medieval de Camelot, la piel de becerro con incrustaciones de unión con la piel de cabra de color evoca la opulencia de flores del arte islámico. El panel rebajado de seis puntas en la cubierta superior, que contiene ocho ópalos alrededor de un solo cornalina, sirve como pieza central guapo, mientras que el contraste entre las formas arabescas turquesa con campanillas de crema y los negros campos circundantes de rosas rojas de hoja crea el efecto de cornerpieces . En la cubierta inferior, este diseño se hace eco de campos de rosas doradas en color turquesa.  

Poesia sobre los libros

francia vera valdes

Oración de un bibliómano

Todo el amparo, señora,
de mi libro en ti le libro;
pues eres libro en quien Dios
enquadernó sus prodigios.
Si al que es vida le ceñiste
en tu virgen pergamino,
ya libro eres de la vida;
vida has de ser de los libros.
El gran Autor con la pluma
del espíritu divino,
sobre tu papel intacto,
sacó su palabra en limpio
sin copia, por ser tú sola;
sin tinta, por ser arminio;
sin original obscuro,
y sin borrador delito.
Libro eres de cuenta, donde
el más estrecho juizio
siempre suma lo constante
pero nunca lo caído;
libro de memoria, siempre
para hacerme beneficio,
y en blanco, pues por ti Dios
mis culpas pone en olvido:
de Palma, o libro, tus hojas
en tu concepción las miro.
allá en tu parto azucenas
y en tu soledad cuchillos.
Tu exención es privilegio,
tu tassa precio infinito,
general tu aprobación,
gloria el fin, gracia el principio,
impresión estrellas, coma
la luna, punto el sol mismo,
rectas líneas, blanco margen,
luces letras, cielo estilo
y al fin concepción sin mácula
es el título aplaudido
de tu libro, porque es Dios,
el concepto de tu libro.
O libro cerrado a culpas
y abierto a humanos gemidos;
borre un rasgo de tus gracias
las erratas de mis vicios.


Este romance, anónimo y sin título, está copiado de un cartapacio bilingüe de la Biblioteca de Menéndez y Pelayo. Sign. R. I.-39-29, página 105, que contiene diversas composiciones de los siglos XVII y XVIII.

SONETO

Retirado en la paz de estos desiertos,

Con pocos, pero doctos libros juntos,
Vivo en conversación con los difuntos,
Y escucho con mis ojos a los muertos.

Si no siempre entendidos, siempre abiertos,
O enmiendan, o fecundan mis asuntos;
Y en músicos callados contrapuntos
Al sueño de la vida hablan despiertos.

Las Grandes Almas, que la muerte ausenta,
De injurias, de los años vengadora,
Libra, oh gran don José, docta la Imprenta.

En fuga irrevocable huye la hora;
Pero aquélla el mejor Cálculo cuenta,
Que en la lección y estudios nos mejora.


Francisco de Quevedo y Villegas

Poema al libro


Discreto amigo es un libro.

¡Qué a propósito que habla
Siempre en lo que quiero yo!
¡Y que a propósito calla
Siempre en lo que yo no quiero,
Sin que puntuoso me haga
Cargo de por que le elijo,
O por qué le dejo! Blanda
Su condición, tanto, que
Se deja buscar si agrada,
Y con el mismo semblante
Se deja cansar si cansa.

Calderón de la Barca



El Autor a su libro.
Quartetos

No temas, libro, el salir

libre, i seguro a bolar;
que es antigo el murmurar,
i no ay poderse eximir
No deves fundar agravio,
de azer de ti menosprecio;
pues sabes no agravia el necio,
i que disimula el sabio.
Si te juzgan de atrevido,
de tu umildad por descargo;
i si de ella te azen cargo,
que Tomas la causa a sido.
Pues si es cierto, que cualquiera
mejor que yo te acabara;
quien pudiera no faltara,
pero faltó quien quisiera.
Si de dos daños, sin duda
deves seguir el menor;
padezca en salir tu onor,
no quede la fama muda.
Ve por el mundo, i publica
las grandes fiestas que a echo
esta Ciudad, que en el pecho
siempre es noble, i siempre es rica,
Que aunque fueron ecesivas,
i entonces tan celebradas:
pasaran como soñadas,
si en ti no quedaran vivas.


Solenes i grandiosas fiestas q la noble, i leal Ciudad de Valencia a echo por la Beatificación de su Santo Pastor, i Padre D. Tomas de Villanueva.


Geronymo Martinez de la Vega
Valencia, por Felipe Mey, 1620

Los Libros


Alineados, de roble en los estantes,

mis libros, cual legión de mesnaderos,
adustos me recuerdan y severos
Grandezas y saber que fueron antes.

Conservo en los infolios deslumbrantes

hazañas de famosos caballeros,
sentencias de filósofos austeros,
Frases de amor y dichos de bergantes.

Y, apartando del fárrago infinito,

en un rincón que a meditar convida
y por su noble oscuridad bendito.

he colocado mi obra más querida,

que se llama “La dicha de la Vida”,
y en cuyas paginas, ¡ay!, no hay nada escrito.


Antonio Zozaya

Aforismos rimados



Ama a Dios sobre todo lo terreno,

y ama como a ti mismo al libro bueno.

Amigo del humilde y del afortunado,

el libro es el tesoro mas rico que han legado
a los presentes tiempos los hombres del pasado.

En los libros los pueblos deletrean su historia,

el pasado, el presente, su infortunio, su gloria.

¿Un individuo, un pueblo, en la inacción se estanca?

Para moverlo, un libro es la mejor palanca.

Al verme de mis libros rodeado,

no envidio más riqueza, ni otro estado.

No te parezca libro alguno caro,

y sé, de los que adquieras, muy avaro.

Ciudad que tiene Biblioteca pública,

es faro del Estado o la República.

Junta libros y forma librerías

y se hablará de ti todos los días.

¿Algún pesar tu alma mortifica?

Tu librería es la mejor botica.

¿Joyas? Mejores que en las platerías

las hallarás en muchas librerías.

Dijo Edmundo de Amicis que el destino

de numerosos hombres dependía
de haber, o no, en su casa librería.


L.C. Viada y Lluch

De su libro “Del amor al libro” Barcelona, Imp. Miquel Rius, 1927



A mi libro

(Anacreóntica)

Dime: ¿Dónde caminas

Tan solo y confiado,
Sin protector alguno,
Librillo desdichado?

¿En qué elegancia fías

Tu aprecio y tu despacho?
¿Qué critico piadoso
Te aseguro el aplauso?

Cuando en ti contuvieses

Los versos que cantaron
Con sonorosas liras
El Píndaro y Horacio.

De Movios y de Zoilos

No pudieras librarlos,
Pues aun al propio Homero
Se le atrevió Aristarco.

Siendo esto así, no temas

El verte censurado,
Que no es toda censura
Prueba de que eres malo;

Y más en este tiempo,

Que en la corte de Carlos
Son muchos los que juzgan,
Mas los que aciertan, raros.


Nicolás Fernández de Moratín