martes, 13 de octubre de 2015

Encuadernaciones de don Pedro de Aragón.

Para situarnos sobre los posibles antecedentes de dicha encuadernación haremos breve reflexión sobre las de la biblioteca del Virrey de Nápoles, don Pedro Antonio de Aragón y Fernández de Córdoba, II marqués de Pobar (Lucena, 1610, Madrid, 1690). Su biblioteca contó con 3.800 títulos que donó, a su muerte, al monasterio de Poblet, donde fue enterrado. 

Examinando alguno de los títulos de la biblioteca de don Pedro de Aragón, -entre ellos los nueve con los que cuenta la Biblioteca Lázaro Galdiano; censados y reproducidos en la obra de Juan Antonio Yeves, Encuadernaciones heráldicas de la Biblioteca Lázaro Galdiano, Madrid, 2008, refs. 106 a 114)-, podemos concluir de manera sucinta sobre los siguientes aspectos:


Todos las encuadernaciones de los volúmenes de la biblioteca, con independencia de su tamaño, presentan igual composición en el motivo central de sus planos: armas de don Pedro de Aragón.  Estas armas portan Aragón en el cuartel partido y Castilla y León en el cortado, cruz de Calatrava acolada y timbre con corona de marqués sostenida por dos ángeles. Sobre la corona ducal se leen las palabras “Don Pedro” y bajo las armas “De Aragón”.


anllela hormazabal moya

Encuadernación con las armas de Don Pedro de Aragón conteniendo la obra:
Bucelino, Gabriel, Nucleus insigni Lectionis variae fructu locuples. Historiae cum Sacrae, tum prophanae cognitione compendiossisimâ atque utilissimâ praegnans. Excolendae juvandaeque memoriae perquam accomodus. Autore. R. P. F. .., Monacho Theologo Vveingarttensi Benedictino. Augusta Vindelicorum, Typis Iohannis Praetorii, Ulm, 1659, Johann Gorlinum, 8º, 142 x 80 mm.


Generalmente, los planos de los volúmenes en pequeño tamaño, como el arriba mostrado, están enmarcados con doble hilo dorado y con cuatro florones en los vértices interiores (algunos en vez del doble hilo lleva la orla dorada descrita a continuación).
anllela hormazabal moya
Los planos de los volúmenes de mayor tamaño, -como el arriba mostrado correspondiente al registro 113 de la obra citada de Yeves Andrés-, están enmarcados, generalmente, con doble orla dorada de seis milímetros de anchura cada una, realizada con la misma rueda. En las esquinas exteriores de la orla interior lleva alternadas las armas de Castilla y León utilizando para ello el mismo hierro que el usado en el cuartel cortado. El nombre de don Pedro de Aragón figura en estas encuadernaciones en el espacio comprendido entre la orla exterior y la interior. Algunos ejemplares sustituyen una de las dos orlas por doble hilo dorado.
La mayoría de las encuadernaciones de don Pedro de Aragón fueron realizadas en Italia durante su mandato como Virrey de Nápoles. Todas comparten como base el tafilete o marroquín rojo. 

A su vuelta a Madrid, se encuadernaron en España con la misma composición algunos volúmenes (ver reproducción nº 114 de la obra citada de Yeves Andrés), apreciándose manifiesta pérdida de finura y calidad respecto a los trabajos italianos. En estas encuadernaciones españolas la corona de marqués queda convertida en ducal.
Definidos, -de breve manera y a los propósitos de este análisis-, los tipos de composición en los planos de los volúmenes de las encuadernaciones de don Pedro de Aragón, mostramos a continuación una singular encuadernación. Esta comparte con las de don Pedro de Aragón algunos de sus componentes y motivos y, a su vez, presenta determinadas diferencias y manipulaciones.



 ¿Una encuadernación contemporáneamente manipulada y usurpada a don Pedro de Aragón?

Encuadernación plena piel sobre cartón, tafilete rojo, siglo XVII, lomo con nervios, florones dorados entre nervios y título grabado Nobleza de Espanna, planos según descripción adjunta, cortes dorados, 305 x 225 mm.

El examen de esta encuadernación (que en adelante llamaremos "encuadernación manipulada") y su comparación con la referencia 113 del catálogo de Yeves Andrés pone de manifiesto las consideraciones detalladas a continuación.

Aspectos comunes entre ambas encuadernaciones:
Piel: tafilete rojo similar y de la misma época.
Orlas doradas en planos. Orla exterior e interior de los planos elaborada con la misma rueda dorada con idéntica anchura (6 mm.), motivo y composición.
Castillo en vértices: mismo hierro dorado para el castillo en vértice superior izquierdo e inferior derecho.
Florones dorados en vértices interiores de orla interior: mismo hierro dorado.
Hierros dorados con los motivos de corona de marqués y composición de ángeles idénticos en ambas encuadernaciones.
Aspectos diferentes entre la encuadernación manipulada y la 113 catálogo Yeves Andrés:
León en vértices: en la encuadernación manipulada el león en vértice superior derecho e inferior izquierdo ha sido sustituido por castillo. En el plano anterior de la encuadernación se aprecia bajo el castillo impreso en estos vértices trazas de la impresión previa del león. En el plano posterior la impresión del castillo ha sido realizada directamente sobre la piel virgen.
La encuadernación manipulada no lleva estampada las bandas “Don Pedro” y “De Aragón”. Examinando la encuadernación con lupa de aumento se concluye que dichas leyendas nunca fueron estampadas en esta encuadernación al no existir rastro alguno de huella de impresión o restos de oro. 
En la encuadernación manipulada el área con las armas originalmente estampadas (probablemente las de don Pedro de Aragón) ha sido recortada y desprendida la piel, en ambos planos. En dichas áreas se ha insertado (de manera tosca) otras armas estampadas sobre piel marroquín rojo. Estas armas llevan cinco castillos de gules puestos en sotuer. Los hierros de estos castillos (¿de factura o diseño significativamente posterior?) son diferentes a los de las armas de don Pedro de Aragón y a los de los vértices de la encuadernación. La flor de la pieza de piel sustituida tiene tacto más áspero, grano algo más grueso y el tafilete rojo es de tintura más oscura. 
En la encuadernación manipulada se ha borrado la cruz de Calatrava acolada en las armas y se ha sustituido por la cruz de Santiago acolada. El examen de la encuadernación permite distinguir la marca de impresión del jefe y puntas de la cruz original de Calatrava tanto en su huella como en restos de oro.
El examen anterior arroja, con todas las reservas, las siguientes conclusiones preliminares:
La encuadernación manipulada se elaboró en el mismo taller napolitano y en el mismo tiempo en que se realizaron las de don Pedro de Aragón. 
La encuadernación manipulada compartió con las de don Pedro de Aragón la misma piel, ruedas doradas, florones, corona de marqués, motivos de ángeles y motivos de castillos (mismo hierro) en los vértices interiores. 
La encuadernación manipulada nunca llevó de origen los leones en los dos vértices de la orla interior del plano anterior ni la banda “Don Pedro” y “De Aragón”.
Dos reflexiones adicionales a las anteriores:

El título de la obra estampado en el lomo pone de manifiesto también que ha sido grabado  fuera de España. Nobleza de Andalucía muda, -ante el probable desconocimiento de dicha región por parte del artesano dorador que entiende tiene entre sus manos un libro impreso en España en lengua castellana-, por el de Nobleza de Espanna (al carecer de la letra ñ queda sustituida por doble n).

Los ejemplares de la biblioteca de don Pedro de Aragón suelen llevan en su hoja de guarda dos anotaciones manuscritas referentes a su signatura topográfica en los términos "Est. xx. G. xx". Así se colaciona en varios de los ejemplares descritos por Yeves Andrés. También el ejemplar de la obra de Gabriel Bucelino arriba indicado lleva la signatura: "Est. 16. G. 5". Sin embargo las hojas de guarda de la encuadernación manipulada no llevan anotación alguna de signatura topográfica. ¿Quiero ello decir que desde el taller napolitano siguió camino diferente a los ejemplares de don Pedro de Aragón?
.

Por tanto, y como se ha indicado, nuestra encuadernación sufrió dos manipulaciones directas, palpables y reconocibles a primera vista sobre su anterior estado tal como muestran las fotografías siguientes del plano anterior y posterior (puede usarse el zoom sobre la fotografía para apreciarlas con total nitidez):
anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

Nobleza de Andalucía.

Para concluir el artículo damos breve colación del ejemplar que contiene la encuadernación manipulada y de sus especiales particularidades.


Argote de Molina, Gonzalo, Nobleza del Andalvcia. Al catolico Don Philipe. N.S. rey delas Españas de las dos Sicilias de Hiervsalem de las Indias orientales i occidentales archidvqve de Avstria dvqve de Borgoña de Bravante i de Milan còdede Habsbvrg de Flandes i de Tirol hijo de Carlos. I nieto de philipe padre de la patria piadoso felice avgvsto i vencedor. Gonçalo Argote de Molina dedico i ofrecio esta historia. Con previlegio, Sevilla, 1588, Fernando Díaz, folio, 300 x 222 mm.

Colación: 10 folios preliminares incluyendo portada (con las armas de Felipe II), 348 folios, que incluyen más de 500 grabados xilográficos con escudos de armas y blasones.

El presente ejemplar tiene la particularidad de contener muchos de estos blasones iluminados a mano de época de acuerdo con las instrucciones que el propio autor deja impresas en los preliminares de la obra.

Procedencia: Anotación manuscrita del siglo XVIII en portada: De la librería de Don Antonio Navarrete y sello de tinta del bibliófilo y editor murciano Antonio Pérez Gómez (Cieza, 1902 - 1976), en hoja de guarda: Biblioteca Antonio Pérez Gómez.

Gonzalo Argote de Molina (1548-1596) fue uno de los grandes humanistas españoles del siglo dieciséis. Escribió este tratado sobre la nobleza de Andalucía que tiene el mismo origen que la castellana y leonesa. La obra se extiende por las diferentes épocas de la historia: romana, goda, visigoda, invasión de los moros, reconquista. Incluye transcripciones de mármoles y monedas romanas y escudos de armas de las familias andaluzas y sus entronques con las castellanas, navarras, etc.

Para elaborar su obra Argote de Molina se basó en un conjunto de manuscritos que relaciona en el folio séptimo de preliminares así como en las Crónicas de Ambrosio de Morales, Zurita, Garibay, etc. Pero su trabajo va mucho más allá de la recopilación y síntesis de estas Crónicas aportando numerosas noticias hasta entonces desconocidas sobre el origen de las ciudades andaluzas (Jaén, Baeza, Úbeda, Cazorla), sus familias y linajes. 

También recoge romances por vez primera impresos como el de la batalla acontecida en el año 1333 en que don Alonso Meléndez, Maestre de Santiago, vence en desigual combate  a las muy superiores tropas del rey moro de Granada, el que canta los desafortunados amores de Macías, criado de don Enrique de Villena o las serranicas de don Iñigo López de Mendoza.

De acuerdo con Salvá existen ejemplares que llevan dos hojas adicionales con un mapa impreso de Jaén. El ejemplar Salvá (hoy en la Biblioteca Lázaro Galdiano) lo lleva. También lo lleva el ejemplar de Agustín Durán (hoy en la Biblioteca Nacional de Madrid). Ningún otro ejemplar censado lleva el mencionado mapa.

Los diez folios preliminares comprenden: portada con armas del rey Felipe II a quien está dedicada la obra, aprobaciones, comentarios del autor incluyendo el Orden que sea de gvardar en la pintvra de los escudos, dos folios con Lvgares qve se an de acrecentar y enmendar en esta historia (corrección de errores), un folio con la relación de libros manuscritos utilizados por el autor en la preparación de la obra, dos folios con el Indice de los escvdos de armas, linages, y apellidos contenidos en la obra y un folio con dedicatoria  Al Reyno de Iaen y a las qvatro Ciudades del y a don Ivan Diaz de Fvenmayor del Conseio y Camara, de el Rey.

Galería fotográfica.

Nobleza de Andalucía no es obra rara en términos bibliófilos (¡si todavía podemos mantener dicha calificación a un libro del siglo dieciséis del que puede aparecer, -a lo sumo-, uno o dos ejemplares en comercio cada dos o tres años!). La obra está bellamente compuesta e impresa.

El interés particular y depredador de muchos de quienes a lo largo de más de tres siglos fueron sus lectores por arrancar el folio correspondiente a las armas de su familia, ha hecho que una parte importante de los ejemplares que han llegado hasta nuestros días estén faltos. Por ello numerosos ejemplares contienen hojas manuscritas sustituyendo las originales arrancadas. 


En las fotografías mostradas a continuación se reproduce el índice completo con la lista de apellidos que figuran en la obra por si algún lector tiene curiosidad. Se reproduce también páginas con armas iluminadas y sin iluminar, el romance inédito de la batalla contra el rey moro de Granada, el del criado Macías y las serranicas de don Iñigo López de Mendoza.


anllela hormazabal moya
anllela hormazabal moya
anllela hormazabal moya
anllela hormazabal moya
anllela hormazabal moya
anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya
anllela hormazabal moya
anllela hormazabal moya
anllela hormazabal moya
anllela hormazabal moya
anllela hormazabal moya
anllela hormazabal moya
anllela hormazabal moya











anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya



anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya

anllela hormazabal moya
anllela hormazabal moya