OVIDIO NASÓN, Publio: Heroides (1664)

 Autor: OVIDIO NASÓN, Publio  (43 a.C – 17d.C)




Título: Publii Ovidii Nasonis. Tomus I,  Operum: Scripta Amatoria complexus  / Nicolaus Heinsius D. F., infinitis locis castigavit ad fidem scriptorum exemplarium.

Publicación: Amstelodami : Typis Danielis Elzevirii, Sumptibus Societatis, 1664

Descripción: 274 p. ; frontispicio ; in dozavo. Encuadernación en pergamino . Tejuelo manuscrito indicando: Autor, tomo, Impresor, lugar de impresión y año.

Contiene: Tomo I : Heroides ; Amorum Libri III ; Artis amatoria Libri III ; Remedium  Amoris ; De medicamenti Faciei ; Haleuticon Fragmentum ; Consolatio ad Liviam ; Nux ; Epistola que Sabino ascribuntur.

Idioma: Latín

Notas: Ex libris manuscrito : Ex Biblioteca Javerniana (Biblioteca de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá). Números anotados en los márgenes indicando el número de versos.

Autor secundario:  Heinsius, Nicolaas (1620-1681), ed. Lit.

Autor secundario: Elzevier, Daniel (1626-1680), imp.

Últimos años de la República Romana y primeros años del Imperio. En esta época se circunscribe la presente obra.

Los últimos años de la República Romana fueron años de decadencia, no solo política también de declive moral, es por este motivo por el que César Augusto, primer emperador de Roma, en su intento de recuperar esa moralidad perdida y reforzar la estructura familiar, dicta las leyes: Lex Iulia de Adulteriis Coercendis (18 d.C) que trata sobre el adulterio, lenocidio, estupro e incesto, todos considerados delitos contra la familia; de Maritandis Ordinibus (18 a.C),  sobre la limitación del matrimonio entre las mismas clases sociales, y la Lex Iulia et Papia Poppaea (9 d.C) para fortalecer el matrimonio y la descendencia.
Dichas leyes influyeron en la sociedad romana y en la situación de la mujer. En ciertos aspectos fue beneficiada, pero este beneficio hay que entenderlo siempre dentro de un mismo contexto: inferioridad y sometimiento a los hombres.

¿Fue Ovidio un rebelde? ¿Libertino? ¿Tolerante? ¿Machista o un defensor de las mujeres?

Lo que sí es cierto es que Ovidio era contrario al programa moral de  Cesar Augusto.  Las ideas sobre el adulterio y el matrimonio de su Ars amatoria (El arte de amar), provocaron su exilio.
En las Heroidas, Ovidio dio la palabra a las mujeres. Veintiuna cartas que envían las mujeres a sus amados, bien para reprochar su olvido, para reclamar su retorno, para pedir su ayuda o para expresar su dolor por su traición.  De las veintiuna cartas, las quince primeras no tienen respuesta y las seis últimas son respondidas por los hombres.
Mujeres diferentes que escriben cartas de amor. Las protagonistas son personajes extraídos de la mitología greco-romana de obras de Eurípides, Homero, Sófocles o Apolonio de Rodas, excepto Safo que fue un personaje histórico real.
 Penélope
Dido

Fedra

Hermione

Briseis 


Hermione

MENEA

A continuación algunos versos extraídos de algunas de las cartas. Traducción realizada por Diego de Mexía en su obra Las Heroidas de 1884.

Carta de Hipermnestra a Linceo

Danao y Egipto, hermanos, tienen cada uno de ellos cincuenta hijos y cincuenta hijas. Egipto deseando que sus hijos heredaran el reino de su hermano deseaba que sus  hijos se casaran con sus  sobrinas, pero Danao siendo advertido por el Oráculo de que un yerno le asesinaría se negó a los casamientos. Mandó entonces Egipto a sus hijos que mataran a Danao, por lo que éste cedió a las pretensiones de su hermano, pero dio a cada una de sus hijas un puñal para que asesinaran a sus maridos la noche de los desposorios. Todas lo cumplieron excepto Hipermnestra, por lo que fue encarcelada por su padre. En prisión ella escribe a Linceo pidiéndole ayuda.



Triste Hipermnestra, fiero padre tienes;

Cumple el gusto paterno, y acompañe

A sus hermanos este que aquí tienes.

Mas ¿quién me manda que á mi esposo dañe?

¿Quién gusta y quiere que con tal bajeza

Mi honor deslustre y á mi lustre empañe?

 …

Carta de Penélope a Ulises

Tras la destrucción de Troya en venganza por la afrenta hecha por Menelao a Paris, vuelven los vencedores griegos, entre ellos Ulises, a su patria. Minerva les castiga vagando por el mundo durante diez años. A lo largo de estos años Penélope escribe a Ulises.



Mi viejo padre riñe por momentos,

Y manda desampare el viudo lecho,

Tu tardanza increpando y mis lamentos.

Ríñame, mande, increpe, á su despecho

He de ser tuya, y tuya he de nombrarme;

De solo Ulises ha de ser mi pecho.



Carta de Filis a Denofonte

A la vuelta de la guerra de Troya, Denofonte hijo de Teseo y Fedra es arrojado por una tormenta a Tracia, donde reinaba  Filis, hija de Licurgo y Cristimena. Ambos se enamoran y se casan. Al enterarse Denofonte de la muerte de Menesteo, pidió permiso a Filis para ir a tomar posesión del Imperio de Atenas, prometiéndola volver en un mes. Denofonte olvidó su juramento y pasaron cuatro meses, durante los cuales Filis escribe su carta.



En fin mi amor constante y verdadero

Excusas finge, y yo, por haber sido

Ingeniosa en excusarte, muero.

Y acuerdóme que entonces apretando

Mi cuello en torno, diste mil abrazos

A la que (oh falso) estabas engañando.



Carta de Hippodamia a Aquiles

Aquiles fue premiado con dos doncellas por su valerosa intervención en la destrucción de Frigia. Las doncellas eran: Astimona hija de Criso, sacerdote de Apolo, e Hippodamia, llamada Briseida por ser hija de Brisa. Al emperador Agamenón hubo de entregar a Astimona, quedando Hippodamia para Aquiles, pero sabiendo Agamenón, por su agorero, que no cesarían los males hasta que no devolviera Astimona a su padre, entrega a la misma y obliga a Aquiles a que le entregue a Hippodamia. Tras su entrega no quiso verla por saberla gozada por el rey. Ocasión en que Hippodamia le escribe la carta.



Si ya te enfado y tengo de perderte,

Como me obligas á que sin tí viva,

Oblígame á gustar por tí la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario